Novedades

Tatuaje de autopartes ¿qué es y cómo funciona?

Esta medida se ha puesto muy de moda para evitar el robo de refacciones y su comercialización en el mercado negro.

Tatuaje de autopartes ¿qué es y cómo funciona?

Seguramente en varias ocasiones has escuchado el término tatuaje vehicular o grabado de autopartes, que no es más que un sistema de prevención de robo de refacciones que consta del grabado de las mismas con el número de identificación vehicular o número de serie.

Estos caracteres alfanuméricos serán plasmados en todas las partes visibles del vehículo (cristales, espejos, faros, calaveras, parrilla y demás accesorios a elegir) por medio de un sistema de micropunzado y abrasivos finos para deformar el material, por lo que la remoción/alteración del número sea imposible de realizar.

¿Para qué sirve?

El objetivo principal es reducir el número de incidentes que involucran al robo de autopartes, pues en el mercado negro este tipo de refacciones no son tan fáciles de comercializar, o de plano no se venden, ya que la persona poseedora de ellas estaría ligada directamente con el acto ilícito, en caso de que la ley descubra dichas piezas dentro de un negocio no regulado. Pero, por supuesto esto no quiere decir que las vayan a robar, es probable que lo hagan, pero el ladrón seguro se la pensará más de dos veces al querer hurtar una pieza que ya posee número de identificación.

Con este método tu auto dejaría de ser objetivo de la delincuencia, pues está demostrado que un vehículo que está tatuado tiene un 75% menos de probabilidad de sufrir un robo ya sea parcial o total. ¿A qué nos referimos con esto? Pues simple, si el vehículo robado tiene grabadas sus autopartes será más complejo de vender, pues se tendrá que reemplazar todas las refacciones marcadas, por lo que no será rentable para el delincuente por el tiempo y dinero perdido, y preferirá buscar otra unidad antes que llevarse o desarmar la tuya.

Ventajas del grabado de autopartes

  • Permanencia: Se hará solo en una ocasión y no tendrá que retocarse o modificarse.

  • Eficiencia: Gracias a la técnica empleada el grabado es visible e inalterable.

  • Estética: En ningún momento afectará el diseño o personalidad de tu vehículo.

  • Identificación: En caso de algún accidente ayuda a la identificación del propietario, además de acelerar el proceso de recuperación en caso de robo.

  • Plusvalía: Aumentará el valor del vehículo y en caso de querer revenderlo, el proceso resultará más sencillo pues el comprador podrá verificar la fiabilidad de la unidad y del vendedor.

  • Descuentos: En algunos casos, las aseguradoras otorgan descuentos en la póliza o en el deducible al mencionar que el vehículo cuenta con el grabado.

¿En dónde se puede realizar el tatuaje vehicular?

Existen lugares especializados encargados del grabado de autopartes, pero también se puede adquirir un kit para hacerlo por cuenta propia, cualquiera de las dos alternativas es ideal, pero para poder hacer uso de este servicio deberás acreditar:

  • La propiedad del vehículo.

  • Tener la tarjeta de circulación vigente.

  • Registro ante REPUVE y verificación de información (que no tenga reporte de robo).

  • Licencia de manejo y factura original (aunque no siempre son necesarios).

¿Cuál es el costo?

Aunque esto podría sonar a mucho dinero, permíteme decirte que solo requieres de una pequeña inversión para lograrlo, depende claro, de cuáles sean las autopartes a tatuar. Por lo regular existen paquetes básicos que incluyen grabado de ventanas, parabrisas y medallón por un aproximado de 500 pesos, aunque si deseas que también se realice el servicio a rines, parrillas, quemacocos, faros, nieblas y calaveras, el precio aproximado será de 1200 a 1500 pesos.

Astrid Zapata recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos