Comparativa: Volkswagen Golf R vs Honda Civic Type R vs Ford Focus RS vs SEAT León CUPRA
20/12/2017 Reportes de Manejo

Comparativa: Volkswagen Golf R vs Honda Civic Type R vs Ford Focus RS vs SEAT León CUPRA

Enfrentamos a los 4 hatchbacks del momento, averigua cuál es el mejor

Como antecedente recordarás que cuando enfrentamos al Honda Civic Type R con el SEAT León CUPRA, obtuvimos un resultado extremadamente parejo, prácticamente un empate. Sin embargo, ahora no solo se adicionan el Ford Focus RS y el Volkswagen Golf R, sino que además el escenario es distinto. Puedes ver la prueba que hicimos en su momento de cada modelo haciendo clic en el enlace.

El Autódromo Moisés Solana ubicado en Epazoycan Hidalgo, a las afueras de Pachuca, es más grande, con un trazado muy técnico que mide 1.75 km y que representa un duro reto para los automóviles ya que más allá de sus siete curvas o de su recta de 800 metros, se encuentra a una altitud de 2,426 metros sobre el nivel del mar.

En esta ocasión no estamos tomando en consideración aspectos como equipamiento o funcionalidad para determinar al ganador, aunque lógicamente son factores que cuentan y mucho, ya que al final del día, son hatchbacks y ese componente de practicidad no deja de ser relevante.

Entonces, el criterio para definir al ganador se basa principalmente en nuestras impresiones de cada uno al volante, así como de su desempeño en las dos pruebas dinámicas que realizamos. Por un lado, una vuelta rápida al circuito y por el otro el tradicional cuarto de milla.

Distintos caminos

De estos cuatro fantásticos, los León Cupra y Golf R comparten la plataforma MQB del Grupo alemán, incluyendo el motor con 290 hp. Los dos también tienen cajas DSG de 6 cambios en el español y de 7 relaciones en el alemán. La mayor diferencia está en la tracción, el León descarga la fuerza al eje delantero, el Golf a las cuatro ruedas.

Todos tienen turbo, pero distintas cajas y transmisiones

Hablando de transmisiones y tracción, el Honda Civic Type R apuesta por el enfoque más purista con caja manual seis velocidades y tracción delantera para bajar 306 caballos al asfalto, mientras que el Focus RS sigue el camino de “elige tu propio cambio” pero con tracción integral.

Todos recurren a motores de 2.0 L cuatro cilindros con inyección directa y turbo, todos menos el bólido del óvalo azul que suma 300cc para ofrecer 350 caballos.

Tras el volante

Sin ningún orden en particular, elegimos primero al exponente de Ford.

Ford Focus RS

Desde los primeros instantes y aun en la pista el Focus RS muestra su carácter, la suspensión es durísima, deja saber todo lo que sucede en las ruedas. En modo pista y pese a ser tracción integral, se percibe algo nervioso e incluso el eje trasero se descoloca con relativa facilidad, es tremendamente ágil y responsivo. La dirección es rápida y muy precisa, ambas virtudes muy apreciadas en un auto deportivo, aunque en contraparte la posición de manejo es la menos cómoda de los cuatro.

Sin problema podría catalogar al Focus RS como el más divertido de los cuatro, aunque también es un hecho es el más radical y crudo del grupo, sin dejar de mencionar que también es el que suena mejor.

SEAT León CUPRA

La manera en que acelera el CUPRA es brutal, sobre todo entre las 2 mil y 4,500 rpm, en ese rango es increíblemente explosivo y te pega al respaldo con mucha fuerza. Es un auto ágil y bien plantado.

En ningún momento se siente inferior por ser de tracción delantera, al contrario esa característica le confiere una personalidad completamente distinta a la del Golf R, aun cuando comparten la misma mecánica.  

Sin embargo, hay algunos aspectos relevantes que no debemos dejar de mencionar. Por un lado, tiende a irse de frente más que el resto de sus rivales y al llegar a la frenada de la recta principal, los frenos mostraron menor capacidad de la que me hubiera gustado, adicionalmente, la DSG aunque es rápida, me pareció que se protege de más, sobre todo al efectuar cambios descendentes.

Volkswagen Golf R

Un par de curvas son suficientes para descubrir que el ejemplar de Volkswagen es más refinado que sus rivales, es silencioso, cómodo y aun así increíblemente rápido. La presencia del 4Motion sin embargo pareciera mitigar la capacidad de aceleración del motor, aunque a cambio nos entrega una sensación de seguridad al curvear inigualable.

Sin lugar a dudas se percibe como el mejor plantado de los cuatro, muy progresivo y fácil de anticipar en sus reacciones. El Golf R tiene un balance ideal entre civilidad y velocidad.

Quizá el mayor pecado del Golf R reside en el hecho de que transmite menos sensaciones y emociones que sus rivales, sin que ello signifique en absoluto que es menos capaz, incluso es al contrario queda claro que el Volkswagen es soberbio cuando se trata de poner la potencia en el piso.

Honda Civic Type R

Luego de la primera vuelta a la pista, queda clarísimo que el Civic Type R nació para la pista y es ahí en donde nos enseña su mejor cara. Transmite tanta confianza en la zona de curvas que te hace olvidar que es de tracción delantera, sin duda el auto con la mejor puesta a punto de los cuatro.

Todos sus componentes, ya sea dirección, suspensión, caja y motor se comunican a la perfección y entregan al conductor una experiencia increíble. La puesta a punto es inmejorable y combinada con unas llantas ideales para esa tarea, así como los frenos más potentes del comparativo le permiten hacer cosas sorprendentes. Aun cuando es el menos efectivo en la parte baja del tacómetro.

La vuelta rápida

Como ya es costumbre en Autocosmos, la vuelta rápida fue realizada por un piloto y los tiempos fueron los siguientes:

Tiempos en pista

 

Auto

Tiempo

1

Honda Civic Type R

58'08"

2

SEAT León CUPRA

58'37"

3

Volkswagen Golf R

58'42"

4

Ford Focus RS

58'68"

 

El resultado no pudo ser más cerrado, increíblemente, los cuatro hatches completan el circuito del en los 58 segundos, la diferencia entre el primero y el cuarto lugar fue apenas de seis décimas.

La marcada orientación del Honda Civic Type R para pista dio sus frutos y el auto nipón logró el mejor tiempo en la pista, la velocidad y ritmo con que pasa por la zona de curvas fue determinante, pese a no ser el de aceleraciones más explosivas.

El segundo más rápido fue el León CUPRA, a estas alturas, lo que era una sorpresa se está convirtiendo en costumbre y es que consistentemente el SEAT demuestra que es sobresaliente.

Al parecer la tracción integral resultó una desventaja en esta pista, aun cuando el Golf R tiene una transmisión DSG de 7 velocidades y es muy efectivo en curvas, el 4Motion provocó que fuera marginalmente más lento.

El más potente del grupo, el Focus RS quedó en cuarto, nuestro Piloto confesó que se quedó con la impresión de que pudo ser más rápido en este auto, sin embargo, al ser más radical y nervioso al límite no quiso arriesgarse.

El cuarto de milla

Una de las mejores maneras en que un deportivo puede mostrar de que está hecho es en el cuarto de milla y por lo tanto no pudo faltar dicha prueba en esta comparativa.

La mecánica fue simple, se enfrentan dos y el ganador pasa a la siguiente ronda, a su vez, el ganador de ese segundo encuentro va contra el último, que es el más potente del grupo, es decir el Ford.

SEAT León CUPRA VS Honda Civic Type R

Ya habíamos enfrentado a este par en un arrancón, pero, el espacio en aquella ocasión solo nos permitió hacerlo en un octavo de milla, sin embargo, en la recta del Moisés Solana cabe perfecto el cuarto de milla, por lo que el resultado podría cambiar.

Si bien, el Honda es el segundo más potente, lo colocamos en el primer encuentro debido a que NO está hecho para los arrancones, de hecho ni siquiera tiene Launch Control, el turbo es más grande y está desarrollado para evitar al máximo el deslizamiento, al grado de mitigar la entrega de potencia si fuera necesario.

El CUPRA aparece en el primer round por ser menos sofisticado y costoso que el Golf R, aunque ambos tienen la misma potencia.

Gracias a que logramos una salida bastante decorosa en el Civic, la competencia lucia algo cerrada en el inicio. En el segundo tercio, el turbo del CUPRA empujó con violencia y se adelantó mucho, sin embargo, conforme nos acercamos hacia la recta final el Honda se empiezó a recuperar y recortó la distancia a un ritmo preocupante para el SEAT. Al final, no fue suficiente y nuevamente el SEAT León CUPRA salió victorioso, aunque estoy convencido que si hubieran corrido 50 metros más, el Type R lo habría rebasado.

SEAT León Cupra vs Volkswagen Golf R

Tienen el mismo motor y con la misma potencia, la transmisión es de doble clutch en ambos casos, hasta ahí las similitudes ya que el SEAT es de 6 velocidades y tracción frontal, mientras el Volkswagen es de siete con tracción integral.

Desde el inicio quedó claro que el Golf R llevaba la ventaja, no solo la transmisión le permite aprovechar mejor la potencia del motor, sino que además el sistema 4Motion resultó un aliado invaluable al momento de poner la potencia en el piso. El CUPRA no tuvo nada que hacer, una victoria fácil para el Golf R.

Volkswagen Golf R vs Ford Focus RS

Los finalistas son los dos de tracción integral, el Ford es 60 hp más poderoso, pero es manual, una desventaja en este tipo de competencias, ya que la DSG es más rápida de lo que cualquier piloto podrá ser jamás.

El Focus arrancó con tanta fuerza que incluso pareciera haber dado un salto hacia adelante y tomó una pequeña ventaja, sin embargo, casi de inmediato Golf R se recuperó y demuestró que la DSG con launch control es una gran aliada, adelantando al Ford rápidamente, para no perder la posición en el resto de la competencia.

Conclusión

En algo estamos de acuerdo, todos son autos muy rápidos, el mejor para la pista de este cuarteto es el Honda Civic Type R, se siente más mecánico y te permite atacar curvas al borde de la demencia.

En los arrancones, el Golf R es el rey, la combinación de la DSG y el 4Motion le permiten acelerar desde parado con una efectividad sorprendente y difícil de creer en un auto de menos de 300 caballos. Pero además es el más civilizado y balanceado del conjunto, un auto que hace todo bien.

El León CUPRA por su parte, no solo ofrece una relación valor precio insuperable, sino que hablando de desempeño puro no tiene de que avergonzarse en absoluto, siendo perfectamente capaz de plantar cara a vehículos que lo superan dramáticamente en precio. Eso sí, necesitas ser más experimentado al volante para llevarlo a esos límites, de lo contrario el subviraje te podría jugar una mala broma.

Por último, el Focus RS es brutal y muy agresivo, pero al mismo tiempo el más divertido de los cuatro. Sin embargo, pese a ser tan radical no pudo sacar ventaja de ello en la pista.

Si tuviéramos que elegir solo uno, el ganador es el Volkswagen Golf R, porque sin ser el más rápido en el circuito, es el más balanceado y fácil de llevar rápido. Además es refinado y cómodo para uso en carretera y ciudad.

Galería Comparativa: 4 Hot Hatchbacks

Comparativa: 4 Hot Hatchbacks

1 de 6

Golf R VS León CUPRA VS Focus RS VS Type R

¿Qué opinas? Cuéntanos