Autoshows

BMW M2 Competition es un deportivo de pista para uso diario

Su compacta carrocería y los más de 400 hp, lo convierten en un pocket rocket.

BMW M2 Competition es un deportivo de pista para uso diario

Con el M2 Competition, BMW M establece una nueva referencia en el segmento de los deportivos compactos de alto performance al gozar de una potencia que supera los 400 hp.

Esta suma de poder realmente superior, sobretodo si consideramos que se trata de un vehículo pequeño, proviene del mismo motor seis cilindros en línea twin-turbo, que en este caso entrega 410 hp -45 hp más- entre 5,250 y 7,000 rpm, y un torque de 550 libras-pie disponible entre 2,350 y 5,200 rpm.

Pero además de esta elevación de fuerza, el BMW M2 Competition obtiene un sistema de suministro de aceite del motor derivado directamente de los autos de carrera, el sistema de refrigeración del M4 con paquete Competition, un sistema de escape dual con válvula de control electrónico encargado de proporcionar un sonido más grave y los frenos deportivos M, que proporcionan un mejor rendimiento gracias a que los discos son más grandes (400 mm de diámetro en el eje delantero y 380 mm de diámetro en el eje trasero).

Aunado a lo anterior, los ingenieros de BMW M ajustaron ajustado la dinámica de conducción por medio de la barra de alta precisión de la suspensión delanteras construida en CFRP. Sólo este elemento aumenta la rigidez del eje frontal y aumenta la precisión de la dirección. A su vez, la dirección asistida electromecánica, el diferencial activo M y el sistema de control dinámico de dirección fueron ajustados en este M2 Competition.

Desde la óptica, esta variante del M2 se diferencia por la parrilla agrandada en color negro, el splitter delantero rediseñado para un mayor flujo de aire, las entradas de aire laterales, los emblemas M Competition, los rines de 19 pulgadas, las pinzas de freno pintadas en gris y los asientos tipo racing forrados en cuero negro perforado con costuras en azul o naranja. También destaca el nuevo color de pintura metalizada Hockenheim Silver disponible en exclusiva para el BMW M2 Competition.

Todo esto en conjunto permiten que el BMW M2 Competition acelere de cero a 100 km/h en 4.2 segundos con la caja M DCT; 4.4 segundos con la transmisión manual de seis velocidades. Como es costumbre en la marca alemana, la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h y con el paquete M Drive se eleva a 280 km/h.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos